diumenge, 23 de març de 2014

CASTELLANO (Sintaxis): oraciones pasivas y pasivas reflejas

LAS VOCES VERBALES

En castellano, la voz o diátesis es el accidente gramatical que indica si el sujeto realiza l'acción (activa) o la recibe (pasiva)

I. La lengua castellana conoce dos voces verbales (o diátesis): la voz activa y la voz pasiva.

Se habla de voz activa cuando el sujeto (agente) realiza la acción verbal. Por ejemplo:

  • El perro mordíó a Luis. En este oración, el perro es el sujeto agente que realiza la acción de morder)

En cambio, en la voz pasiva el sujeto (que ya no es agente, sino paciente) no realiza la acción verbal, sino que la recibe. Por ejemplo:

  • Juan fue mordido por el perro; donde el sujeto paciente, Juan, recibe la acción de ser mordido por el perro).


II. En castellano hay dos tipos de construcciones pasivas:
- la pasiva analítica o perifrástica
- la pasiva refleja


1) PASIVA ANALÍTICA O PERIFRÀSTICA:
Se forma con una perífrasis verbal formada por el verbo ser + el participio (por ejemplo: soy amado, fuiste perseguido, será comprado, habría sido avisado, etc.).

La oración se construye con un sujeto paciente (recordemos: que recibe la acción) y a menudo cuenta también con un Complemento Agente (CAg.), esto es, un sintagma preposicional introducido por la preposición por que precisa quien es el agente o autor de la acción verbal.

Así, en la oración pasiva Juan es mordido por el perro, vemos que:

  • el verbo está en voz pasiva (perifrástica). Formado por la perífrasis verbal es mordido, como es es forma de 3ª persona del singular del presente de indicativo, su correlato pasivo (es mordido) es la misma persona del mismo tiempo (3ª pers. sing. presente de indicativo). 
  • Juan es el sujeto paciente, puesto que no realiza la acción verbal, sino que la sufre.
  • Por el perro es el complemento agente, ya que el perro es quien realiza la acción verbal de moder.

cabe fijarse que, al pasar una oración pasiva a activa:

  • el sujeto paciente se convierte en CD
  • el Complemento agente pasa a sujeto agente del verbo en voz activa.


2) PASIVA REFLEJA:
A veces también es denominada pasiva sintética o pasiva con "se". Se construye con:

  •  un verbo en forma activa y en tercera persona (del singular o del plural, en concordancia con el sujeto) precedido por el pronombre se.
  • un sujeto paciente, o sea, que recibe o experimenta la acción verbal.

Se trata, pues, de una estructura en que un verbo es aparentemente (morfológicamente) activo, precedido por el pronombre se, se aplica a un sujeto que no es activo (agente), sino pasivo (paciente). Así, en los dos siguientes ejemplos:

  • Se venden unas gafas
  • El diario se publica todos los días
A pesar de que el verbo tenga forma activa, su sujeto (tanto las gafas como el diario) no "realizan" la acción de vender y publicar, sino que la reciben: son, por tanto, sujetos pacientes.

Esto se comprueba mejor si pasamos las oraciones a pasivas perifrásticas, y comprobamos que:
  • Se venden unas gafas = Unas gafas son vendidas
  • El diario se publica todos los días = el diario es publicado todos los días

ATENCIÓN: Es muy importante no confundir esta estructura de pasiva refleja con las oraciones impersonales con se (que se estudiaran a continuación). Así, 
  • Se venden unas gafas es una pasiva refleja, porque el verbo (en plural) concuerda con su sujeto paciente unas gafas (fijaos que las gafas reciben la acción de vender, en ningún caso la realizan).
  • pero Se vende unas gafas es una oración activa impersonal con se, porque el verbo (en singular) no concuerda con gafas (en plural). El sujeto impersonal viene marcado por la presencia del pronombre se ("alguien que no se precisa vende...), mientras que las gafas es el CD (aquello que que alguien vende).
Con todo, los problemas surgen con oraciones del tipo Se vende una casa. Cuando el verbo está en singular, tanto se podría entender que se está ante una pasiva refleja ("una casa es vendida") como ante una impersonal con se ("alguien vende una casa").

En cambio, no habrá lugar a duda en oraciones como:
  • se ayudó al herido a ponerse en pie
  • se ayudó el herido a ponerse en pie.
La primera oración no puede ser sino una impersonal: así lo delata la presencia de la preposición a delante del CD de persona (al herido). Por contra, en la segunda oración el sintagma nominal "el herido" solo puede ser sujeto paciente de una pasiva refleja.
 

Actividades de análisis de oraciones pasivas y pasivas reflejas: clicad aquí.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada